Placas solares para tu vivienda, ¿una buena idea?

Si alguna vez te has preguntado si los beneficios de la energía solar superan sus costes, no estás solo y no eres el único. 

El interés por esta fuente de energía alternativa ha ido en aumento constante desde que se introdujo por primera vez en España. La última década ha sido clave para la democratización de esta forma sostenible de provisión de energía. De hecho, las instalaciones de paneles solares aumentaron enormemente tras la derogación del impuesto al sol en 2018, que había afectado negativamente a la imagen de las fotovoltaicas. En términos económicos, los costes de instalación han disminuído en más de un 70% desde el momento en el que las instituciones entraron a apoyar las iniciativas de autoconsumo fotovoltaico para uso privado.

El recorrido de la fotovoltaica en España

En 1984 se instala en el territorio español la primera central fotovoltaica conectada a la red. Si bien, durante más de 10 años el sector de la fotovoltaica representaba casi de manera exclusiva un campo para la investigación y no una alternativa real a la alimentación tradicional. 

No será hasta el cambio de siglo cuando realmente se considere una necesidad potenciar este tipo de tecnología, siendo el Estado el que establezca primas de 60 y 30 pesetas por kWh sumándose a la tendencia de las demás potencias europeas. 

A pesar de los incentivos, la fotovoltaica continuó relegada al espacio de la experimentación, muy por detrás de la inversión en otras renovables. No será hasta el 2007 cuando un cambio en la legislación establece primas y tarifas reguladas fijas con las que las grandes (pero pocas) empresas de fotovoltaica se ven muy beneficiadas. Esto fomentó la inversión privada tanto en suelo explotable como en tecnología, abriendo finalmente las puertas de forma definitiva a la alternativa de la alimentación solar

A partir de esta toma de conciencia, los costes se reducen enormemente permitiendo el acceso al autoconsumo fotovoltaico a una gran parte de la sociedad española.

 

Datos sobre los beneficios de instalar alimentación solar que, seguramente, no conocías

Ahorro en impuestos

En la Comunidad Valenciana, el gobierno fomenta la instalación de sistemas solares con reducciones fiscales o créditos  de intereses muy bajos. A nivel nacional, puedes acceder a créditos o subvenciones para autoconsumo o incluso ser abonado por los excedentes de la energía que produces a través de una Comunidad Energética. Desde 2021, España cuenta con ayudas a fondo perdido para la instalación de placas solares en aras de mejorar las condiciones de los propietarios que deseen hacer uso de una energía más ética y limpia. 

 

Reducción de emisiones contaminantes 

Una única instalación de sistema solar compensa 178 toneladas de dióxido de carbono durante 30 años. Esto sería equivalente a llenar de árboles 10 campos de fútbol. La quema de combustibles fósiles está terminando, literalmente, con nuestro planeta. La energía solar garantiza un paliativo seguro al desastre.

 

Hogar autosuficiente

La extinción de los combustibles fósiles es una realidad y el futuro de determinados generadores es incierto dado su impacto medioambiental. La energía renovable te convierte en independiente de los proveedores de energía caros y poco éticos. 

El sol proporciona aproximadamente 4 millones de toneladas de energía cada segundo. La humanidad solo utiliza el 0,0001% de esta cantidad en el consumo global. La tranquilidad de saber que tu fuente de energía es, prácticamente inagotable, suma serenidad a tu futuro.

Conoce con nosotros todos los beneficios de la mejor energía renovable.

 

Compartir esta publicacion